Información del usuario

No has entrado en el sistema

Discovery Channel

Anterior | Principal | Siguiente

16.05.2012

¿Qué dicen los pilotos y astronautas acerca de los Ovnis?

120876236
Por Juan Fernando Montesdeoca

La misión espacial del Apollo 11 es considerada el mayor logro de la historia de la exploración espacial.

¿Por qué?

Hay muchas razones que probablemente ya conoces, pero podría haber una que ha pasado desapercibida y que quizás sea una prueba más de que no estamos solos en el Universo.

En 1969 Estados Unidos se encontraba en plena guerra fría con los soviéticos, quienes llevaban la delantera en la carrera espacial. El 21 de julio de ese mismo año, Neil Amstrong y “Buzz” Aldrin, Jr. hicieron historia al convertirse en los primeros hombres que pisaron la superficie de la Luna, cumpliendo así el objetivo trazado por el histórico discurso del presidente John F. Kennedy ante el Congreso de los Estados Unidos en 1961.

Otro acontecimiento histórico que muchos desconocen podría haber tenido lugar antes de que el hombre llegara a la Luna.

Como es lógico, los astronautas del Apollo 11 permanecían en constante comunicación con la NASA en Houston.

Cuando habían transcurrido tres días del despegue, uno de los astronautas preguntó a Houston: ¿ustedes tienen alguna idea de dónde se encuentra la S-IVB con respecto a nosotros?”. La S-IVB era la última parte del cohete propulsor del Apollo 11 que se había desprendido dos días antes. El centro de control respondió que se encontraba a 6.000 millas náuticas de distancia.

En múltiples entrevistas,  “Buzz” Aldrin, Jr. ha declarado que a través de una de las escotillas del módulo espacial observaron un objeto luminoso que viajaba al lado de ellos, y que no podía ser la última parte de su propio cohete propulsor porque ésta estaba demasiado lejos para poder ser divisada.

Los tres astronautas actuaron de una manera muy cautelosa y durante la transmisión nunca comunicaron que había un objeto moviéndose junto a ellos que no sabían lo que era.

Como eran conscientes de que la transmisión estaba siendo escuchada por mucha gente, temieron que alguien pudiese pensar que se trataba de seres extraterrestres, solicitando que el Apollo 11 regresara a la Tierra antes de tiempo por el mero hecho de representar un serio peligro para la misión y su tripulación, según declaraciones del propio Aldrin al canal Science Channel.

Hasta el día de hoy, lo que la tripulación del Apollo 11 vio no ha sido ni identificado positivamente ni reconocido oficialmente.

A lo largo de los años algunos astronautas han declarado haber visto cosas extrañas durante sus misiones espaciales, tal y como es el caso de Gordon Cooper, uno de los siete astronautas del Proyecto Mercury. Además de llevar a cabo el vuelo más largo de este proyecto, Cooper fue también el primer americano en dormir en plena órbita. Más tarde formó parte del proyecto Gemini.

Durante mucho tiempo Cooper mantuvo en privado sus encuentros personales con los ovnis, los cuales comenzaron en 1951 cuando volaba para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Europa.

Cooper y otros pilotos fueron testigos de un incidente sin precedentes que nunca ha sido explicado oficialmente.

Una gran flota de ovnis, cientos de ellos volando en formación a gran altitud.

Reportado en su momento, este fenómeno fue registrado durante el transcurso de un día y medio. Según las propias declaraciones de Cooper, no podían ser globos meteorológicos porque eran más rápidos y se encontraban a mucha más altura.

Seis años más tarde, Cooper también fue testigo de otro encuentro cuando era supervisor y piloto de prueba de naves experimentales en la base aérea de Edwards, California. Un grupo de fotógrafos que debía filmar el aterrizaje de una nave experimental, tomó fotos y grabó el aterrizaje de un extraño platillo volador a tan sólo 46 metros de distancia. Cooper recibió la orden de revelar los negativos y pudo confirmar la versión del equipo de grabación. Definitivamente no se trataba de una nave experimental de la fuerza aérea. El material fue enviado a Washington y nunca más se supo del tema.

El propio Cooper comentó que muchos de sus colegas pilotos de aviones comerciales le habían comentado los avistamientos de ovnis y años más tarde decidió escribir una carta a la Naciones Unidas con la propuesta de crear un comité para explorar el fenómeno ovni.

He aquí un párrafo importante de la carta:

“Yo creo que estos vehículos extraterrestres y sus tripulaciones están visitando nuestro planeta desde otros planetas, los cuales obviamente están un poco más avanzados tecnológicamente que nosotros aquí en la Tierra”.

El coronel Gordon Cooper murió convencido de que el gobierno de los Estados Unidos maneja una política de encubrimiento acerca de este fenómeno.

Como para creerlo hay que verlo, quiero mostrarles un video sin precedentes dado a conocer por la Fuerza Aérea Mexicana en el 2004. En él, un avión de reconocimiento es seguido por una flota de ovnis.